.


Crisis

>> 2 de mayo de 2010

Crisis. La otra vez entré en una crisis nerviosa, ya saben, patalear, sacar espuma por la boca, anhelar algo imposible (terminado), balbucear, hacerse una bolita entre las chamarras, desnudarse y pegar la pelotudez a la ventana que da a la calle, tirarse y agonizar un rato en una esquina de la casa como un pez fuera del agua, hiperventilar, comer mocos ajenos que seguramente quedan bajo una mesa, meterse en la bañera con cuatro ponchos encima y abrir a alta presión la regadera, martillarse un testículo, gritar por el ducto de la basura que “!Cristo vive!, ¡Cristo vive!”, acuchillarse el brazo varias veces, tener un pánico a las lombrices de tierra desde el cuarto nivel de un edificio, darle de comer a la tostadora y acariciarla unas mil veces, inventar un cuento hermoso sobre un quiasmo esquizofrénico, creer definitivamente que el oxímoron es un insecto de dos cabezas y no otra cosa por 24 segundos, hacer uso de un banquito y ver si alcanza para conseguir llegar al cielo de la sala-comedor, el nudo de una soga en el cuello, ahorcarse, asfixiarse… Matarse dando un saltito …asfixiarse, ahorcarse, el nudo (roto) de una soga en el cuello, hacer uso de un banquito y ver si alcanza para conseguir bajar del cielo de la sala-comedor, creer definitivamente que el oxímoron es un insecto de dos cabezas y no otra cosa por 24 segundos, inventar un cuento hermoso sobre un quiasmo esquizofrénico, darle de comer a la tostadora y acariciarla unas mil veces, tener un pánico a las lombrices de tierra desde un cuarto nivel de un edificio, acuchillarse el brazo varias veces, gritar por el ducto de la basura que “!Cristo vive!, ¡Cristo vive!”, martillarse un testículo, meterse en la bañera con cuatro ponchos encima y abrir a alta presión la regadera, comer mocos ajenos que seguramente quedan bajo una mesa, hiperventilar, tirarse y agonizar un rato en una esquina de la casa como un pez fuera del agua, desnudarse y pegar la pelotudez a la ventana que da a la calle, hacerse una bolita entre las chamarras, anhelar algo imposible (terminado), sacar espuma por la boca, patalear, ya saben, la otra vez entré en una crisis nerviosa. Crisis.
Así unas cuatro horas. En ese orden por el estilo. Unas cuatro horas y quince minutos.
Imagen: Sierpinski Carpet (un fractal)

3 comentarios:

Ariel 3 de mayo de 2010, 8:31  

Bueno, viendolo de esa manera en realidad nunca he tenido una crisis. Muy buen escrito =)

Vania Vargas 3 de mayo de 2010, 11:11  

Me encantó el vértigo, la espiral, la estructura del palíndromo. Muy bueno.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP